Qué es la Velocidad de Obturación y cómo afecta tus fotos

Qué es la Velocidad de Obturación y cómo afecta tus fotos

En palabras simples, velocidad de obturación (shutter speed in inglés) se refiere al tiempo durante el cual el sensor de la cámara está expuesto a la luz cuando tomas una foto. En palabras aún más simples: es el tiempo que tarda la cámara en tomar una foto. Entre más largo sea este tiempo más luz llega al sensor, y por lo tanto la imagen será más brillante.

Si aún no las leído el artículo sobre ISO, te recomendamos que lo leas antes de entrar en velocidad de obturación.


Cómo se mide la velocidad de obturación?

Esta velocidad se expresa en fracciones de segundo, o incluso en segundos enteros. Es decir que, si en la pantalla aparece una velocidad de “1/100”, significa que el sensor estará expuesto a la luz por una centésima de segundo. De igual manera, si en la pantalla aparece 3”, quiere decir que el sensor estará expuesto por tres segundos.

El círculo de la izquierda que dice 1/80 indica la velocidad de obturación.

– Velocidades de 1/1000 o más son consideradas RÁPIDAS

– Velocidades de 1/100 o 1/200 son consideradas “normales”

– Velocidades de alrededor de 1/40 o menos son consideradas LENTAS.


Cómo afecta la velocidad de obturación tus fotos?

La velocidad de obturación afecta dos grandes aspectos de tus fotos: su exposición y la manera en que se captura el movimiento.

– Una velocidad lenta dará imágenes más brillantes (expuestas por más tiempo) y harán que un objeto en movimiento se vea borroso.

– Una velocidad rápida dará imágenes menos brillantes (expuestas por menos tiempo) y congelará un objeto en movimiento.


Velocidad de Obturación y Exposición

Una velocidad de obturación rápida permite el ingreso de menos luz a la cámara, porque el sensor está expuesto por un menor tiempo. Esto no necesariamente implica que una velocidad de obturación rápida produzca imágenes oscuras.

De una manera similar al ISO, cuando estés tomando fotos en plena luz del día, la luz a tu alrededor es lo suficientemente fuerte y abundante como para poder usar velocidades de obturación muy rápidas (de 1/1000 o aún más), y el resultado será bueno.

Dejar que la luz entre por un tiempo mayor hará que tus fotos puedan resultar demasiado brillantes. Por otro lado, cuando la luz disminuye, necesitarás usar una velocidad de obturación más lenta, para darle un poco más de tiempo al sensor de capturar la escasa luz a tu alrededor, para que la foto no salga oscura.

En términos prácticos, significa lo siguiente: Si estás tomando fotos en plena luz del día, usa el valor mínimo de ISO y una velocidad de obturación muy rápida. De lo contrario, la imagen será demasiado brillante, porque estarías dejando entrar mucha luz al sensor de la cámara. Para esta foto en Madrid en plena luz del día, usamos una velocidad de 1/1250 segundos (rápida) y un ISO de 100 (el mínimo) y mírala: no está para nada oscura.

Catedral de la Almudena
Velocidad de 1/1250

A medida que la luz disminuye, puedes escoger entre subir el ISO o usar una velocidad de obturación más lenta (o una combinación de ambas). Si estás tomando fotos de noche de un objeto inmóvil como un edificio o un paisaje, puedes usar una velocidad de obturación larga (incluso de un par de segundos) para lograr una exposición a la luz correcta, sin necesidad de usar un valor ISO demasiado alto.

Si simplemente permites que la luz entre por más tiempo a la cámara, puedes evitar tener que aumentar demasiado la sensibilidad de la cámara a la luz (ISO). Si deseas tomar fotos de las estrellas en una noche despejada, querrás usar velocidades de obturación mucho más lentas, hasta de unos 15 o 20 segundos.

Esta foto fue tomada en el interior de la Catedral de Toledo, con muy poca luz, así que tuvimos que usar una velocidad de 1/50 segundos (relativamente lenta) y un ISO de 800 (adecuado para poca luz) para poder tener una buena imagen.

Interior Catedral de Toledo
Velocidad de 1/50

Aquí les mostramos un ejemplo de la misma foto con diferentes velocidades de obturación: Estabamos en una casa de campo en las afueras de Montalcino, en la Toscana. En una noche despejada se pueden ver a la distancia las luces de Siena que está a 30 kilómetros. Pusimos el trípode y tomamos algunas fotos de las luces de Siena a lo lejos, con velocidades de obturación de 0.5, 1 y 2.5 segundos.

Como podrán notar, a medida que la velocidad de obturación era más lenta, las luces se ven más brillantes. Esto se debe a que estábamos dejando que la luz ingresara por más tiempo a la cámara. No consideramos que estas fotos sean buenas o bonitas, solo las usamos como ejemplo para que puedan ver la diferencia:

Luces de Siena
Velocidad de 0.5
Luces de Siena
Velocidad de 1 segundo
Velocidad de 2.5 segundos

Sin embargo, ten en cuenta que usando velocidades de obturación lentas cuando tomes fotos con la cámara en tus manos puede causar que toda la imagen se vea borrosa, debido al movimiento de tus manos al tomar la foto. Mira esta foto del interior de la Catedral de Toledo tomada con una velocidad de 1/25 segundos: mis manos no estaban muy firmes cuando tomé la foto, así que la imagen no salió muy nítida.

Imagen borrosa por movimiento de mis manos

La mejor manera de solucionar esto es usar un trípode para eliminar cualquier movimiento en la cámara mientras tomas fotos con velocidades de obturación lentas.

Otro ejemplo: A medianoche, la Torre Eiffel en París se ilumina con cientos de luces intermitentes. Si usas una velocidad de obturación no tan lenta, sólo verás en tu foto las luces que estaban encendidas en ese instante. Sin embargo, si usas una velocidad de obturación más lenta, capturarás las luces que se encendieron durante ese período de tiempo más largo, dando la impresión de que más luces estaban encendidas al mismo tiempo. Mira lo diferentes que son las fotos con las distintas velocidades que usamos: 1/30, 1/2 y 1 segundo:

Torre Eiffel a medianoche
Velocidad de 1/30
Velocidad de 1/4
Velocidad de 1 segundo

Asimismo, mira que a medida que es más largo el tiempo de exposición, se va volviendo más brillante la imagen, porque cada vez permite el ingreso de más luz.


Velocidad de Obturación y Movimiento

La velocidad de obturación también determinará si “congelas” un objeto en movimiento, o que por el contrario se vea borroso. No hace falta entrar a mencionar las razones “científicas” por las que pasa esto, sólo necesitan tener en cuenta lo siguiente:

– Una velocidad de obturación rápida “congelará” un objeto en movimiento, haciendo que se vea totalmente nítido e inmóvil.

– Una velocidad de obturación lenta hará que el objeto en movimiento se vea borroso en su trayectoria de movimiento.

Que el objeto en movimiento se vea borroso no es necesariamente algo malo, especialmente si lo que estás tratando de hacer intencionalmente es que un particular objeto en la foto se vea así, para hacer énfasis en su movimiento y añadir algo de dinamismo a la imagen. 

Por ejemplo, puedes usar una velocidad de obturación lenta para intencionalmente lograr que un carro o un atleta en movimiento se vea borroso y así enfatizar ese movimiento, si esa es la historia que quieres que tu foto cuente.

Unos usos particularmente famosos de una velocidad de obturación lenta son: en ríos o cascadas para lograr que el agua se vea “fluyendo”, o de noche en calles con mucho tráfico para lograr capturar las luces de los carros en toda su trayectoria. Ten en cuenta que cuando uses una velocidad de obturación lenta, sólo se verá borroso el objeto que está en movimiento. Cualquier otro objeto que esté inmóvil se verá nítido.

Esto fue en medio de los Campos Elíseos en París, mientras tomaba un par de fotos del Arco del Triunfo en el fondo. Nota que, con una velocidad de obturación “menos lenta” (1/20), los carros (que no se movían tan rápido) lucen normales.

Velocidad de 1/20

Pero al usar una velocidad más lenta, de un segundo entero, logras captar el movimiento de los carros y sus luces:

Velocidad de 1 segundo

Nota que la imagen con velocidad más lenta es significativamente más brillante. Esto es porque estás permitiendo que más luz ingresara a la cámara.

Este es otro ejemplo de lo que puedes hacer jugando con luces, de noche, con una velocidad de obturación lenta:

Por otro lado, si lo que quieres es congelar el movimiento, para lograr que un objeto en movimiento se vea completamente quieto y nítido, tienes que usar una velocidad de obturación bastante rápida (1/1000 o más). Usar una velocidad de obturación bastante rápida hará que tu cámara capture al sujeto en movimiento tal como se encontraba en la cortísima fracción de segundo durante la cual el sensor estuvo expuesto a la luz, haciendo que se vea como si estuviera totalmente inmóvil.

Esto es particularmente útil cuando quieres hacer una imagen nítida de un ave volando, una persona corriendo, un perro saltando, etc. Mira esta foto de una paloma volando frente al Panteón en Roma. Como estaba en plena luz del día, estaba usando una velocidad de obturación bastante rápida (1/2000 con ISO de 100).

Velocidad de 1/2000

Como estaba usando una velocidad de obturación rápida, logramos congelar el movimiento de una paloma en pleno vuelo que pasó frente a la cámara.


Consejos para ajustar la velocidad de obturación en cada situación

Como ya vimos, la velocidad de obturación afecta la luminosidad de la foto, y la manera en que aparecen los objetos en movimiento. Así que dependiendo de la situación y del resultado que quieras obtener, sigue estos consejos:

– Usa velocidades rápidas (1/1000 o más) en plena luz del día para que la foto no sea demasiado brillante.

– Usa velocidades rápidas (1/1000 o más) si quieres congelar un objeto en movimiento.

– Usa velocidades intermedias (1/100 o 1/200) para situaciones cotidianas de sujetos relativamente inmóviles.

– Usa velocidades lentas en situaciones de poca luz, para que la foto no sea oscura.

– Usa velocidades lentas (1/30 o incluso varios segundos) cuando quieras que un objeto en movimiento se vea borroso.

– Usando una velocidad más lenta en situaciones de poca luz te evita tener que subir demasiado el ISO.

– Una velocidad de obturación lenta puede causar imágenes menos nítidas debido al movimiento de las manos al tomar la foto.

– Puedes solucionar lo anterior usando un trípode para eliminar todo movimiento de la cámara.

No uses un modo automático de velocidad de obturación

Si tratas de congelar el movimiento o de lograr que el objeto en movimiento se vea borroso, no lo lograrás en modo Automático. Por qué? En modo automático, la cámara usará una velocidad de obturación “intermedia”: ni muy rápida ni muy lenta, así que no tendrás el resultado deseado. Si lo que quieres es congelar el movimiento, o hacer que el objeto en movimiento luzca borroso, debes ajustar tú mismo la velocidad de obturación para usar una muy rápida o muy lenta.

Como ajustar la velocidad de obturación en tu cámara?

Ajustar la velocidad de obturación es bastante fácil. Verás, la mayoría (si no todas) las cámaras DSLR tienen un modo llamado “prioridad velocidad de obturación” (Shutter Priority en inglés). En las cámaras Nikon y Sony este modo aparece en el dial de modo como la letra “S”. En las Canon aparece como “Tv”.

El dial de modo. La S representa el modo “prioridad velocidad de obturación”

Cuando usas este modo, vas a controlar directamente la velocidad de obturación de la cámara con el dial de comando principal en la parte trasera de la cámara, y la cámara ajustará automáticamente el ISO y la apertura, dependiendo de la luz a tu alrededor y de la velocidad de obturación escogida, para obtener una exposición correcta.

ATENCIÓN: como dijimos en la guía sobre el ISO, siempre deben estar en control del ISO que utilizan para tomar fotos. Así que procura desactivar el ajuste automático del ISO por parte de la cámara. Así, cuando usen el modo prioridad velocidad, la cámara únicamente va a ajustar automáticamente la apertura, porque tú estarás en control tanto de la velocidad de obturación como del ISO.


Con esto terminamos la guía acerca de qué es la velocidad de obturación y cómo afecta tus fotos. Esperamos que te haya servido mucho! Si tienes alguna duda o hay algo que no entendiste, no dudes en preguntarnos!

No te pierdas nuestras guías sobre los otros dos conceptos fundamentales de fotografía: ISO y apertura.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.